viernes, 27 de enero de 2012

Bimensual y bimestral

Ante todo, disculpad que el siguiente recorte tenga desdibujadas algunas letras. Lo he arreglado lo mejor que he podido. A veces encuentro gazapos que desestimo por su mala calidad de imagen. Sin embargo, he decidido mostraros este porque creo que puede verse claramente.

El Mundo, enero de 2012

Lo que el periodista quiso decir fue bimestral, porque todos sabemos que el recibo de la luz no se paga dos veces al mes.

El adjetivo bimensual se refiere a algo que tiene lugar dos veces al mes, mientras que bimestral significa que ocurre cada dos meses.

Así, trimensual es lo que sucede tres veces al mes, y trimestral lo que tiene lugar cada tres meses o que dura tres meses.

Si recibimos un ingreso cuatrimestral de quinientos euros, sin duda, será bienvenido; pero si nos lo dan de forma cuatrimensual estaremos mucho más tranquilos y contentos.

En el caso de los años:

Un encuentro bianual sucede dos veces al año, y uno bienal cada dos años. Trianual, tres veces al año; trienal, cada tres años. Cuatrianual, cuatro veces al año; cuatrienal, cada cuatro años.

Por otra parte, no es lo mismo una quincena que algo quincenalUna quincena son quince días; en cambio, algo quincenal es lo que sucede o se repite cada quincena, o que dura una quincena.

Otras dos palabras que no deben confundirse son quinquenio y quindenio. Un quinquenio son cinco años, igual que un lustro (son sinónimos); y un quindenio es un periodo de quince años.

Ya veis que una pequeña diferencia de letras puede resultar una gran diferencia de significado. En este caso, de diez años. Ahí es nada.

28 comentarios:

  1. Gracias Manuela,siempre enseñas algo interesante.Tu blog es para mí todo un descubrimiento.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Pepi, por tu visita y tu comentario tan generoso.

      Otro abrazo.

      Eliminar
  2. Está muy bien este recordatorio, porque es fácil equivocarse en algo así.

    Ahí te van abrazos "cuatrisegundales" (esta palabra significa que te doy cuatro abrazos en un segundo...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Ximo, qué sería de mí sin esos abrazos tan tuyos...

      Mil gracias.

      Eliminar
  3. Pues que interesante aclaración. Felicitaciones por tu trabajo. Saludos desde Perú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, muchas gracias de nuevo por tu comentario.

      Saludos afectuosos desde España.

      Eliminar
  4. Una de esas cosas que crees saber de serie, pero que se presta al gazapo.
    Gracias por la aclaración y refresco.

    Y una alegría verte de vuelta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Merce, la alegría me la dais vosotros con vuestras visitas y comentarios.

      Besos.

      Eliminar
  5. La putada de esto es que en una quincena ya se me ha olvidado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué majo. Verás como no, mágico. Además, siempre podrás volver a leerlo cuando quieras (y el señor Blogger nos lo permita).

      ¡Anda! Ahora no recuerdo si te he dado la bienvenida al blog. Pues, por si acaso, ¡bienvenido!

      Otro abrazo.

      Eliminar
  6. A veces leemos de pasada estás cosas y las damos por entendidas sin reparar en el gazapo. Gracias por la amplia explicación.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Antonio, por tu visita y comentario incondicionales.

      Un cálido abrazo.

      Eliminar
  7. Muchas gracias, Manuela por la aclaración. La verdad es que cuando leí la noticia no le di importancia, pensé que leerían el contador cada dos meses, y ya veo que no está bien expresado.

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Muy interesante. Muchas veces pasamos por alto esas cosas sin pararnos darle la menor importancia y es un error tan gordo como cualquier falta de ortografía, ¿o no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo Siento por Interrumpir:

      Pues tienes razón; es un error bastante gordo. Lo que ocurre es que puede que no reparemos en él tanto como si tuviera una uve por una be, por ejemplo.

      Gracias también por tu visita.

      Eliminar
  9. Estupenda entrada, Manuela, como es habitual, pero en este caso además he aprendido una palabra nueva: 'quindenio', así que me la apunto para soltarla por ahí a la primera de cambio y quedar como una erudita ;-)

    Me alegro de tu vuelta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, tú también sabes animarme, bonita. Gracias. Y además me has hecho sonreír con tu comentario.
      Te confieso que alguna vez yo también he memorizado una palabra que me gustaba para luego poder usarla por ahí, en cuanto se me presentara la ocasión, como dices.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Compruebo que tienes mucha vista para encontrar el tema para tu blog, y me alegro. Hay que estar concentrado para leer algo y pensar en que puedes explicarlo en un post. Ayudas así a mucha gente.

    Por cierto, esto sale en El Mundo, que es una enorme estructura, con muchos lectores, y que se supone con medios económicos, que no es una revistilla. Te digo esto porque hace poco conocí a un traductor que compró una revista que estaba muy mal traducida (a su consideración al menos), así que marcó los errores del texto y envió la revista con un informe de traducción a la editorial, y ahora le mandan algunas traducciones para que las haga él. Si te digo la verdad, yo mismo he enviado varias veces con una revista y la corrección, pero no he tenido el mismo resultado (peor aún, porque nunca me devolvieron el ejemplar que había pagado; la próxima vez, estoy pensando que pediré que me la devuelvan). Te lo cuento por si te sirve algún día.
    Un abrazo fuerte.

    Víctor Izquierdo (http://izsala.wordpress.com).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor, por ser colega, te agradezco infinito tu comentario.
      He hecho varias veces lo que me cuentas, pero, como tú, sin éxito. Ya sabes cómo están las cosas.

      Otro abrazo.

      Eliminar
  11. Yo lo único que sé , es que cada semana siempre vuelvo a pasar por aquí.

    Un abrazo enorme,

    Rato Raro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Rato Raro:

      Me encanta saber que a pesar de tu juventud me eres fiel. ¡Gracias!

      Un cálido abrazo.

      Eliminar
  12. ¡Menudo descubrimiento este blog! Me parece imprescindible.
    ¡Gracias mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ars Vitae, con comentarios como el tuyo me pongo más ancha que larga (y soy alta). Por eso, gracias a ti, siempre.

      Eliminar
  13. Recién descubro tu blog y es sencillamente increíble. ¡Felicitaciones desde Argentina!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, LadyBug:

      Bienvenida a este modesto blog y muchas gracias por haberte animado a dejar un comentario tan amable.

      Saludos cordiales desde Valladolid.

      Eliminar
  14. Buenos días,

    Muy bueno tu blog, felicitaciones. Tengo una pregunta, si bimestral es algo que se realiza o sucede cada dos meses, entonces como se diría algo que sucede cada 45 días o cada tres quincenas.

    Muchas gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado David:

      Muchas gracias por sus amables palabras.

      Para lo que me pregunta contamos con el elemento compositivo (prefijo) sesqui-. Algo que sucede cada mes y medio es sesquimensual. Si es cada dos meses y medio, sesquibimensual. No obstante, tenga en cuenta que, aunque son válidos, estos términos apenas se usan.

      Le copio las definiciones y ejemplos del DLE (Diccionario de la lengua española):

      sesqui-

      Del lat. sesqui-.
      1. elem. compos. Denota una unidad y media. Sesquicentenario significa 150 años.

      2. elem. compos. Con un ordinal, designa la unidad más la fracción enunciada por el ordinal. Sesquidécimo significa uno y un décimo.

      Un saludo,

      Eliminar

Por favor, dímelo. Cuida tu lenguaje, lo dice todo de ti. Evita hacer propaganda de tu blog. Procura que tu comentario esté relacionado con esta entrada. Gracias.
Este blog ya no publica comentarios anónimos.